sábado, 7 de abril de 2012

Joven y alocada: el intento de Oda al SHORO

Luego de tramitar la hueá más de una semana, fui a ver la última película chilena de la que todos estaban hablando en las redes sociales: Joven y alocada.

No es que una se deje llevar por la masa... okay, un poco... pero no pueden negar que a uno le entra la curiosidad cuando ve mencionada la peli en todos los portales. Encima, tratándose de una película que promete ser "outsider", terrible' loca, en la que tocan temas supuestamente polémicos, y en la que aparecen lelas dándose como caja. Después de todo de eso se trata: ir al cine a ver a una mina hablando de choros y picos sin tapujos. Súper atractivo ah!!! 

Y no se me hagan los tontos, que la mayoría que fue a verla, fue porque quería ver un par de minas agarrando en pantalla gigante, a ver si la escena estaba bien lograda. De hecho no me extrañaría que esta película se convierta en "peli de culto" de las lelas, considerando todos los antecedentes: guionista torta, directora torta, escenas de tortas, tortas dentro de la peli... etc. Una película sobre lo que más le gusta a las tortilleras: EL SHORO. 

Hey!! y no confundamos, no tengo nada en contra de la vagina, en absoluto. Sobre todo considerando que vivimos en un país falocéntrico, en donde sólo aceptamos bien hablar del pene. 

Ese es precisamente el atractivo de esta película: una película sobre la vagina, rodada en un país falocéntrico. Chori, no??? 

Pero al grano: la peli en sí, no es fome. En ningún momento me puse a bostezar, y eso que la vi con un resfrío de dos días que me tenía los ganglios inflamados, y los ojos vidriosos. Pero lo malo es que... LA PELÍCULA ES PÉSIMA. 

Entre la voz de aweoná de la protagonista, las referencias al shoro, la tula, el sexo... te deja un poco chata. La película entera gira en torno a una pendeja que lo único que quiere es satisfacer su pulsiones sexuales, como sea... es decir, bisexualmente.

Lo peor es que de paso dejan como el loli a las pobres canutas. Yo fui canuta, de las "evangelais", si es que se puede llamar así a las Anglicanas, y esa película tiene CERO similitud con la vida de las canutas. A mí jamás me hablaron del sexo como un pecado, en absoluto. Y eso de llegar virgen al matrimonio??? eso es totalmente católico, de hecho una vez un amigo 100% canuto me dijo que los evangélicos no recomiendan el casorio... 

Lo que más me descolocó fue las "escenas rupturistas" de la peli. Metiendo así como quien no quiere la cosa, escenas de porno, y luego una escena injustificada de la protagonista llorando por el bosque... de pronto la cortan, y pegan una secuencia de fotografías en tonalidades rosas, de la mina caminando... para finalizar con la mina mirando a la cámara con cara de pico... MAL.

Véanla si quieren salir de la curiosidad, yo ya les digo: es una película para Adoradoras del Choro, o... vaginocéntricas... pero más allá de eso, la weá está mal hecha... pudo ser una HERMOSA ODA A LA VAGINA, pero salió mal, cachái?? porque no me molesta el hecho de la satisfacción vaginal (a qué mujer le molestaría???), lo que molesta es el conjunto de pelotudeses... la distorsión de la vida de los evangélicos, la exageración del despertar sexual de una mina, los pensamientos sexuales de una mina, la exageración de los modismos blogueros/tuiteros/feisbuqueros... 

Las minas no nos pasamos todo el día pensando en nuestro genital, a diferencia de los hombres... en realidad la conversaciones sobre sexo que mantenemos las minas se diferencia a los hombres en que precisamente no son los genitales los protagonistas, sino el conjunto de sensaciones, técnicas, situaciones, etc... 

Esta película trata el tema de la vagina tal cual como un hombre trataría el tema de su pene... y, les repito, no es ná así la cosa. 

2 comentarios:

  1. oye oye! me gusto caleta, lo puedo subir en disorder?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, bueno, dale, me mandas el link... saludos!! :)

      Eliminar